La tierna foto de una niña de 5 años que apoya a su hermano con cáncer

Cuándo Kaitlín Burge, la mamá de dos nenes de 4 y 5 años -uno de ellos con cáncer- subió ésta foto a su facebook, seguro no pensó el alcance que iba a tener. La foto del niño apoyado con ambas manos en el inodoro (aparentemente luego de vomitar) mientras su hermanita lo consuela conmovió al mundo ya que transmite con dureza lo cruel de la enfermedad.

La foto forma parte de un album que rápidamente se viralizó en las redes sociales y recorrió el mundo. Kaitlin contó cómo es la vida que lleva junto a sus dos hijos en la ciudad de Princeton (en Texas, Estados Unidos). La mujer subió las fotos a su cuenta para buscar apoyo de sus familiares, y compartir una emotiva carta que escribió para sus hijos.

“Una cosa que nadie te dice acerca de vivir una infancia con cáncer es que eso afecta a la familia entera. Siempre escuchas acerca de las complicaciones médicas y económicas, ¿pero con qué frecuencia mencionan las luchas que enfrentan las familias con otros niños? Para algunos ésto será difícil de leer”.

“Mis dos hijos, que entre sí tienen 15 meses de diferencia, pasaron de jugar juntos en el patio de la escuela a sentarse en una fría habitación del hospital. Mi hija de 5 años vió en ese entonces a su hermano ir en ambulancia a la Unidad de Cuidados Intensivos. Observó docenas de doctores colocándole una máscara de oxígeno en la cara, dándole una docena de medicamentos, tratándolo con inyecciones…”

“Todo mientras él yacía ahí impotencie. Ella no estaba segura de lo que pasaba, lo único que sabía era que algo andaba mal con su hermanito, su mejor amigo”, reza una parte de la conmovedora publicación de Kaitlin.

“Poco más de un mes después de ser dado de alta, ella lo vio luchar para poder caminar y para jugar con mucha dificultad. Su hermano menor que alguna vez fue enérgico y extrovertido era ahora un niño tranquilo, callado y con mucho sueño. ¿Por qué ya no podían ir a su parque favorito? ¿Por qué no tuvo que volver a la escuela, pero ella sí? Eran algunas de las preguntas que se hacía”.

“¿Por qué llevamos a su hermana con nosotros y por qué vio todo esto a una edad temprana? Porque los niños necesitan apoyo y unión, y no deben mantenerse distanciados de la persona que está enferma. Lo más importante es demostrarles que siempre hay que cuidarlos independientemente de la situación. Ella pasó una buena cantidad de tiempo a su lado en el baño, mientras él se enfermaba. Ella se quedó junto a él. Ella lo apoyó y lo cuidó.”

A Beckett aún le esperan al menos dos años más de quimioteraia, y los médicos son optimistas sobre su recuperación debido al diagnóstico temprano de la enfermedad. Desde aquí le deseamos lo mejor tanto a él como a su hermanita y su madre.