Productores de Pergamino hicieron recular a Alberto que se asustó

Algunos políticos y funcionarios públicos no pueden poner ni siquiera un pie en la calle porque cuando se cruzan con la gente, les llueven las críticas y las muestras de desagrado hacia su persona.

Y de esto puede dar fe el mismísimo Presidente, Alberto Fernández quien tuvo que cancelar una visita, que tenía en agenda, a la ciudad de Pergamino donde planeaba encabezar el acto de inauguración del tramo Fontezuela de la Ruta Nacional 8.

Pasó que productores autoconvocados de Pergamino estaban organizando una marcha de protesta y la idea era salirle al cruce a Alberto cuando pusiera un pie en suelo pergaminense.

Claro está que en Casa Rosada se enteraron de la marcha que estaba preparando los productores de Pergamino y rápidos de reflejos modificaron la agenda presidencial.

Y es que Alberto parece que se asustó y no quería saber nada con la idea de ir hasta Pergamino y tener que verse cara a cara con los productores y que estos últimos le hicieran reclamos.

Los mencionadas productores rurales están que trina con el tema del cierre a las exportaciones de carne y querían demostrar todo lo que están padeciendo a través de una marcha que sin duda opacaría el acto que tenía pensado encabar Alberto Fernández en Pergamino.

Aunque la participación del Presidente en el acto de Pergamino había sido confirmada en su agenda este lunes a la noche por Presidencia, finalmente optó por no viajar, según ratificaron fuentes oficiales este martes. En rigor, la novedad se oficializó posteriormente al horario previsto de inicio del acto, con lo que queda demostrado que la cancelación se tomó de apuro.

Cabe mencionar que los productores Agropecuarios igual hicieron su marcha contra el Gobierno para protestar por el cierre de exportaciones de carne, y lograron llegar hasta escasos metros donde se desarrollaría el acto oficial que iba a contar con la presencia del Presidente.

Esto fue lo que encendió las señales de alerta en Casa Rosada, y Alberto decidió modificar la agenda y avisar sobre la hora que finalmente no iría a la ciudad de Pergamino.

Un párrafo aparte merecen los denodados esfuerzos que se hicieron desde el Gobierno para desmentir el hecho que Alberto canceló su viaje a Pergamino para no encontrarse con los productores rurales que ya lo estaban esperando a escasos metros de donde se desarrollaría el mencionado acto.

“Priorizó su agenda de trabajo en Casa Rosada”, justificaron desde Presidencia ante la consulta de la prensa, sin dar mayores precisiones.

Productores autoconvocados realizaron una caravana en Pergamino para protestarle a Alberto Fernández por el cierre de carnes. Finalmente el Presidente no viajó y mandó a ministros. Foto: JUAN JOSE GARCIA

Lo sucedido con Alberto Fernández es una muestra más de lo que se cosecha cuando se toman decisiones que van en contra del pueblo, y que en definitiva no sirven de nada, ya que la idea del gobierno al cerrar la exportaciones de carne, era que el precio de la carne bajara, pero sucedió todo lo contrario, es decir aumentó.