Duro golpe del Gobierno hacia los sindicalistas

Después de una semana en la que el sindicalista gastronómico Luis Barrionuevo tuviera dichos poco felices en cuanto a la finalización del mandato de Mauricio Macri, al que advirtió que Alfonsín ni De La Rúa terminaron sus mandatos después de haberse metido con los sindicatos, el gobierno hizo oídos sordos y va por más.

El Gobierno hace más rígida su postura contra los sindicatos y ya está elaborando nuevas medidas que no caerán nada bien entre los capos que manejan cajas millonarias desde hace décadas.

Después de las duras embestidas que le otorgó Casa Rosada a la patria sindicalista en los últimos meses, con las detenciones de “Pata” Medina, “Caballo” Suárez, Marcelo Balcedo y la lupa puesta en Hugo Moyano y Víctor Santa María, ahora se vienen más controles para hacer más profunda la limpieza de un circuito sindical corrupto.

Estas medidas se sumarán al pedido de declaraciones juradas de quienes administran las obras sociales y al relevamiento de asociaciones. Entre ellas, se destacan, el nuevo control que harán sobre los padrones, los libros contables y sobre los bienes que posee cada gremio.

Los controles van a ser llevados a cabo por la Superintendencia de Servicios de Salud y el Ministerio de Trabajo. En pocas semanas, estos dos organismos van a empezar a solicitarles datos sobre movimientos de cuentas bancarias, inmuebles a nombre de estos gremios, padrones de afiliados y libros contables.

Una vez tengan datos suficientes, serán cruzados con las bases de datos de AFIP, con lo que podrán determinar si hay irregularidades en las cuentas de los gremios, junto con el Banco Central, los registros de la Propiedad y la Inspección General de Justicia.

Si algún sindicato llegara a negarse a brindar información sobre sus cuentas, será sancionado.

Pero no todo termina ahí para el Gobierno de Macri. Una de las medidas más esperadas es que se prohíba a los líderes sindicales ser sucedidos en sus cargos por familiares, como sucede con las familias Moyano, Balcedo y muchas otras.

En tanto, los gremios ya se encuentran en pie de guerra y tienen planeado un encuentro que tendrá lugar en Mar del Plata el próximo miércoles, y que será liderado por Luis Barrionuevo.