Empresario se harto que los sindicalistas lo jodieran todo el tiempo

La noticia llega desde Villa Mercedes provincia de San Luis y da cuenta de cómo terminó un conflicto gremial que llevaba varios meses.

Y es que en la empresa Avex, que es la titular de la popular marca “Dánica” venía sosteniendo un prolongado conflicto y tire y afloje con el gremio local de Aceiteros (Soead)”, desde el 2018 cuando los actuales dueños se hicieron cargo de la empresa.

Todo vino a cuenta que en la mencionada fábrica se elaboran aderezos como mayonesa, mostaza y kétchup, por lo que los directivos querían que el personal de la fábrica estuviera encuadrado dentro del gremio de la alimentación.

Pero los sindicalistas del (Soead)”, decían que la empresa debería pagarles a sus empleados por el convenio de aceiteros y no por el convenio de los empleados de la alimentación.

El conflicto fue escalando, hasta que pasó lo que tenía que pasar. Los directivos de la empresa se hartaron y la cerraron, dejando a todos los trabajadores en la calle.

Desde Avex denunciaron que todo se debió a un erróneo encuadre sindical de la actividad y una representación sindical violenta e irascible que ha radicalizado desmedidamente las relaciones laborales (incluso perpetrando sabotajes en las líneas de producción)”.

Indicaron que esa actitud volvió “inviable el sostenimiento de las operaciones en dicha planta, con el consecuente desabastecimiento de productos en las góndolas de todo el país”, agregó la compañía.

Es por eso que la “Dánica” como la conocen popularmente en Villa Mercedes cerró sus puertas y los 130 empleados que tenía pasarán a ser 130 desocupados.

Por el lado del sindicato de aceiteros, tras salir mal jugada y solo conseguir que los 130 empleados quedaran en la calle, atinaron a decir que le exigen a la compañía que pague la doble indemnización.

Sobre el futuro de los empleados despedidos, nada dijeron los sindicalistas y habrá que ver si ahora que los 130 empleados de Avex está en la calle, desde el sindicato de Aceiteros (Soead), les dan una mano.

danica-cartel-completo

Lo sucedido en Villa María es una muestra más de lo que pasa cuando los sindicatos se muestran voraces y luchan por cosas ilógicas para sus afiliados y luego los empresarios se cansan de tanto tira y afloje y cierran las empresas, y se acabó el problema.