Les sacaron las ganas de hacer paro a los docentes porteños

Paro va, paro viene, los maestros se entretienen. Dice un versito sobre los docentes que viven haciendo huelga en lugar de dar clases, aduciendo que todo es culpa de la pandemia.

Y es que en CABA las clases se desarrollan casi con total normalidad, sobre todo en los niveles iniciales, pero un grupo numeroso de docentes porteños desde hace mucho tiempo que vienen haciendo paros y no asisten a dar clases con el excusa que tienen miedo de contagiarse de coronavirus.

Porque apenas Rodríguez Larreta terminaba de anunciar que tal día volvían las clases presenciales, los gremios docentes anunciaban un cese de actividades con la excusa de proteger a sus afiliados y de esa forma miles y miles de docentes no iban a trabajara, pero seguían cobrando su sueldo todos los meses.

Pero este mes los docentes porteños que hicieron paros, y más paros se encontraron con una sorpresita, y es que cuando vieron su sueldo se dieron cuenta que las habían descontado dinero por haber hecho paro.

Enseguida salieron los gremios, Ute y Ademys a denunciar que a sus afiliados que hicieron paro, les realizaron fuertes descuentos y también denunciaron que en el sitio web donde cada docente puede chequear sus haberes, no está la información completa.

“A la página web se puede ingresar, pero no nos permite ver los recibos de mayo para entender a qué se deben tales descuentos”, señaló Jorge Adaro, secretario general de Ademys.

Por el lado del ministerio de Educación porteño, se informó oficialmente que 10.988 docentes de los 57 mil que integran el sistema estatal percibieron algún tipo de descuento durante mayo. Al 80% se le descontó solo uno o dos días, mientras que el 20% restante sufrió rebajas mayores a una semana. El promedio de los descuentos por día es de $1258,57, lo cual incluye el presentismo proporcional. En todos los casos, los recortes salariales surgieron por inasistencia por adherir a huelgas.

“El descuento se hace a partir de que el directivo de la escuela informa que uno o varios docentes de la escuela faltó adhiriendo a una medida de protesta. Obviamente se contemplan las inasistencias por enfermedad”, advirtieron fuentes de la Ciudad.

Así están las cosas, con los gremios docentes que explotan de bronca al ver que a sus afiliados les descontaron haberes por hacer paro y en estos momentos tanto en Ute y Ademys están realizando colectas entre sus afiliados para compensar a los maestros a los que les descontaron parte de su sueldo.

Claro está que ningún dirigente gremial se hizo cargo del hecho que por su torpeza y por querer ser el más guapo de la cuadra, llevaron a los docentes a plegarse a los paros y ahora que les descuentan parte del sueldo terminan haciendo colectas entre los propios maestros afiliados al sindicato.

Bueno sería que alguno de los dirigentes de los gremios maestros sacara plata de su bolsillo para darle algo de dinero a algún maestro que por haberle hecho caso al gremio, ahora tiene un sueldo más flaco.

Ahora los dirigentes gremiales que incitaron a los docentes a que hagan paro, debería cada uno de ellos invitar a un maestro a comer todos los días a su casa, para compensar la macana que se mandaron.

Por lo pronto, a más de un docente porteño seguramente les sacaron las ganas de seguir haciendo paro.