Mal fin para periodista de C5N que escrachó a Patricia Bullrich

Los escraches están a la orden del día en nuestro país y cada pareciera que nos malacostumbramos a convivir con ellos cuando debería ser algo condenable.

Y es que más de un político o personalidad de ambiente artístico tuvo que vivir escraches en carne propia y no son pocos los casos de personas que se asomaron al balcón de su casa o miraron por la ventana y vieron a 100 tipos gritando y cantando en su contra.

Más allá del lado de la grieta en que uno se encuentre, los escraches, sobre todo a domicilio, terminan perjudicando y mucho a los damnificados que luego ven como en los medios de comunicación que cubrieron un escrache, aparecen referencias de las calles en las que se encuentra su domicilio, etc.

Y de esto puede dar fe la ex ministra de seguridad, Patricia Bullrich quien el último domingo sufrió un escrache en su domicilio y lo más curioso e indignante es que el mencionado escrache fue organizado en vivo por un periodista de C5N.

Porque Tomás Méndez, productor y conductor del programa ADN, organizó un móvil desde la puerta misma de la casa de Patricia Bullrich y convocó a la gente a que vaya a escracharla y como resultado unas 50 personas, entre ellos taxistas se convocaron en el domicilio de la ex Ministra con carteles y canticos en su contra.

Inadmisible e inconcebible la actitud del conductor Tomás Méndez quien actuó realmente como un barrabrava en lugar de obrar como un verdadero comunicador social, más allá de las diferencias que pudiera tener con Patricia Bullrich.

Cabe destacar la actitud de la gente de C5N, con quien tenemos enormes diferencias periodísticas, que en esta ocasión estuvieron a la altura de las circunstancias y obraron a conciencia echando a Tomás Méndez del canal.

En un breve comunicado los directos de C5N informaron en la red social Twitter que este último domingo el periodista Tomás Méndez realizó un móvil desde la casa de Patricia Bullrich y se desligaron de toda responsabilidad, manifestando que nunca estuvieron al tanto de la organización de dicho escrache.

En el mismo sentido manifiestan que este tipo de acciones no forman parte del estilo periodístico del grupo Indalo y que se comenzó con el proceso de desvinculación laboral del periodista Matías Méndez.

Finalizando el comunicado, la gente de C5N le pide disculpas a Patricia Bullrich y a la audiencia del canal.

Esperamos que lo sucedido con el escrache a Patricia Bullrich siente un precedente y que nunca más un trabajador de prensa o comunicador social organice un escrache, más allá de las diferencias que tenga con una persona.

Con respecto a Tomás Méndez solo decir que lo sucedido debe hacerlo reflexionar como periodista y comunicador social sobre los límites que los trabajadores de prensa nos debemos autoimponer, porque no es verdad que ‘vale todo’ y que ‘se puede hacer cualquier cosa’ con tal de llamar a la atención o tener un par de puntos de rating más.