Tras una semana sin electricidad, el agua comienza a salir negra en Venezuela

Cuándo creíamos que la situación en Venezuela no podía estar peor, el gobierno de Nicolás Maduro la arruina aún más. Miles de personas se quejaron ayer a través de las redes sociales de que -además de no contar con energía eléctrica- ya no disponían de agua potable.

En su lugar una sustancia oscura con un olor ácido emana de las canillas de varias ciudades venezolanas, siendo el principal afectado el estado de Carabobo. “La situación por falta de agua en San Diego es terrible. Hay sectores que llevan más de 2 meses sin el servicio, igual que otras zonas de Valencia y Los Guayos”, denunció la periodista Heberlizeth González.

A través de twitter y youtube se compartieron múltiples videos de ciudadanos sorprendiéndose con la novedad tras intentar abrir la canilla ayer 13 de marzo. Hicimos una recopilación con algunos de ellos, que podés ver a continuación:

“¡Qué locura! Miren lo que estamos recibiendo de agua por las tuberías… pura agua de cloaca, pura agua negra”, manifestó el venezolano Cristian Crespo. “Agua llega negra y con mal olor después de más de un mes sin este servicio público y vital para la vida”, denuncia otro ciudadano.

Mientras tanto el gobierno de Nicolás Maduro denunció un “sabotaje” de parte de Donald Trump. Según las autoridades bolivarianas la situación eléctrica, hídrica y económica del país ha sido planeada cuidadosamente desde Washington para acabar con el gobierno bolivariano. “No soportan que pongamos en jaque al capitalismo”, sostiene el chavista Diosdado Cabello.

En las redes se pueden observar denuncias de cientos de muertes en hospitales públicos durante ésta semana. Los centros de atención médica no cuentan con los insumos básicos, ni electricidad y ahora tampoco agua. La situación es crítica y el gobierno no deja entrar la ayuda humanitaria ya que denuncia que “los alimentos donados han sido envenenados”, en otro supuesto complot de Estados Unidos.

Desde aquí le dejamos nuestros mejores deseos al pueblo venezolano, y ojalá pronto alguien haga algo para que cese toda ésta locura. La situación no da para más.