Sucia jugada de un ex panelista de 6,7,8

Hay situaciones que son increíbles y cuestan creerlas, pero suceden. En Argentina pasan muchas cosas que no se entienden y más desde la última década con los gobiernos kirchneristas que han dejado y dejan varios problemas sin solucionar y difícil de entender.

Por lo ante dicho, se realizó un juicio millonario a favor de una persona y su final y sentencia hizo mucho ruido y trajo mucha polémica en un país que tiene casi un 40% de pobreza y una inflación que no para de subir con el gobierno de Alberto y Cristina.

Poniendo en contexto, Orlando Barone, ex panelista de 6,7,8 ganó insólitamente un juicio de trabajo contra RTA y la productora de Diego Gvirtz por considerarse despedido en el año 2016, momento en que finalizó el programa militante que tenía el kirchnerismo.

El ex periodista del programa 6,7,8 ganó en el juicio contra Radio y Televisión Argentina y la productora Pensado Para Televisión una suculenta cifra por el que cobrará una indemnización de más de 15 millones de pesos.

La verdad que dicha cifra, con la cantidad de problemas que tiene la Argentina y que el Frente de Todos que encabezan Alberto Fernández y Cristina Kirchner no pueden resolver, llama la atención.

La sentencia de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo determinó el pago a favor del ex panelista del programa militante de los «K» en seis cuotas de $2,5 millones cada una. Una de las cuotas ya fue pagada al ex periodista de 6,7,8.

Ahora, se espera que el lunes siguiente se pague una cifra de 3.7 millones de pesos. De esa cantidad, una parte irá destinada al periodista y otra a su representante legal, que increíblemente es hermano del senador kirchnerista Mariano Recalde y pertenece al estudio de Héctor Recalde, ex jefe de bloque de diputados del Frente para la Victoria.

Poniendo todo en cifras exactas, de este increíble juicio, el acuerdo al que tuvo acceso exclusivo Clarín y que el periodista Alejandro Alfie describió en detalles, marca que la empresa estatal abona un total de $15.052.343 al ex panelista de 6,7,8, $3.551.600 al abogado Leandro Recalde y $903.141 al perito contador.

La verdad que es toda una situación en la que trabajaban todos Kirchneristas y que luego de dejar de trabajar se vieron beneficiados todos kirchneristas, algo que trae a la polémica toda la situación.

El periodista increíblemente beneficiado por la justicia trabajó entre 2009 y 2015 en el programa 6,7,8 por la señal de TV Pública y lo que hacía era criticar a los opositores y a los periodistas críticos (que realmente decían que pasaba) del kirchnerismo.

Todo comenzó con un reclamo judicial de Orlando Barone por septiembre de 2016. En marzo de ese año, se consideró despedido tras reclamar que insólitamente le siguieran pagando su sueldo mensual de $53.240 aunque el programa ya había finalizado.

En primera instancia, la jueza Gabriela Susana Cruz falla a favor de Barone. Luego de una apelación de RTA y PPT, la Cámara del Nacional de Apelaciones del Trabajo confirmó el pago y modificó la cantidad, que superó los 15 millones de pesos.