Último Momento: Cerró Garbarino

La crisis de la cadena Garbarino parece que está llegando a su final más triste tras el cierre de todas las sucursales que la empresa tiene en todo el país.

Porque este viernes 2 de Julio los locales que la cadena tienen en nuestro país directamente no abrieron y los directivos de la empresa están a la espera de encontrar uno o más compradores que se hagan cargo de la empresa junto con su deuda que asciende a la suma de $4.629 millones.

Los 3.800 empleados de Garbarino no pudieron retomar hoy sus tares habituales ya que cuando fueron a sus respectivas sucursales se encontraron que las persianas estaban bajas y con candados por lo que era imposible trabajar en ese contexto.

En todo el país

Desde todas las provincias donde Garbarino tenía presencia, como por ejemplo Santa Fe, Mendoza, Entre Ríos, Santiago del Estero etc. llegan las noticias que dan cuenta que este viernes la cadena no abrió sus locales y los trabajadores están esperando para saber que sucederá con sus puestos de trabajo.

Los principales diarios de esta provincia tienen titulares similares donde dan cuenta que la empresa Garbarino cerró las sucursales dejando a varios trabajadores en las calle.

“Ahora sí, Garbarino cerró todos los locales que tenía en Rosario y el resto del país”, “Tensión en Garbarino por el cierre de las sucursales”, “Sorpresivamente, Garbarino bajó sus persianas en Mendoza”, “Garbarino: las dos sucursales cerradas, deuda con empleados y mucha incertidumbre“, “Cierra una sucursal de Garbarino y 15 personas quedarán sin trabajo”, son tan solo algunos de los titulares de los principales diarios del interior del país.

La voz del gremio

El secretario gremial de Empleados de Comercio, Juan Gömez dio declaraciones a la prensa donde contó lo sucedido en Rosario y el resto del país.

“Se confirmó lo que ya denunciábamos: hay un lock out (decisión de paralizar una actividad para intentar finalizar un conflicto) patronal porque no hubo reabastecimiento de mercadería ni se abonaron los sueldos de abril y mayo, mientras que también se deben alquileres y se les cortaron las líneas de telefóno fijo. Y mientras denunciábamos lo que pasa en Rosario en nuestra federación, se supo de la orden que Garabrino dio. de cerrar los loclaes en todo el país, lo que alcanza a casi 4 mil empleados en total”, expresó el sindicalista.

Quien agregó “El cierre es por tiempo indefinido en las más de 200 sucursales de todo Argentina. Es el conflicto más grande de los últimos 30 años en la actividad privada, definió Gómez. “Sabemos que Garbarino tiene una deuda millonaria y que el grupo que la compró en junio del año pasado, encabezado por el empresario Juan Carlos Rosales – ligado al fútbol – va a venderla a otro grupo. Pedimos fuertemente la intervención del Estado para que haga que esta empresa se haga cargo de su responsabilidad”.

Que va a pasar

Por estas horas reina la incertidumbre y todo parece indicar que desde el más alto directivo de Garbarino hasta el último empleado, ninguno sabe que es lo que va a pasar.

De momento se pidió la intervención del Estado para que interceda ante la situación de los 3.800 empleados que en estos momentos están sin trabajo.